Registraron el vuelo sin escalas más largo de un ave

Desde Alaska a Nueva Zelanda en 11 días

Registraron el vuelo sin escalas más largo de un ave

Sin comprender la magnitud de su hazaña, un ejemplar de Limosa lapponica, más conocida como aguja colipinta o de cola pintada, salió de Alaska el 16 de septiembre con rumbo al sur, y avanzó tanto, sin parar, que llegó al hemisferio austral, a Nueva Zelanda, el día 27. La distancia de 12.854 kilómetros de vuelo sin escalas es un récord de esta ave migratoria, un marcho adulto que rastreó el Global Flyway Network (GFN).

El grupo de científicos que estudia las grandes migraciones de estos pájaros identificó al animal por sus anillas, que tiene desde 2016, y un pequeño equipo electrónico para rastreo satelital. Se trata del ejemplar llamado —a los fines de la investigación— 4BBRW, en referencia a los colores de los aros en sus patas: azul, azul, rojo y blanco, en inglés. Salió del suroeste de Alaska y llegó cerca de Auckland. Antes de este logro, el récord pertenecía a otra ave de esta misma especie, que realizó sin detenerse un vuelo de 11.600 kilómetros.

Con una anatomía aerodinámica y dos meses de alimentación previa a base de mariscos y gusanos, logró volar 11 días a una velocidad de hasta 90 kilómetros por hora. El peso estándar de la aguja colipinta macho es de entre 190 y 400 gramos, pero puede llegar a duplicarse antes de un viaje largo, y además tiene la capacidad de reducir sus órganos internos para aligerar la carga. Así, la mayor parte de su volumen es combustible