Ideas para celebrar un cumple infantil en tiempos de coronavirus

festejar un cumpleaños sin salir de casa y sin que otros niños entre en ella.

Ideas para celebrar un cumple infantil en tiempos de coronavirus

1. Cumpleaños feliz vecinal

Deja que el día de su cumpleaños sea especial y que remolonee un poco más entre las sábanas. Después de las felicitaciones familiares y los tirones de orejas lleva al niño cerca a una de las ventanas o balcones de tu casa. ¿Imaginas qué cara se le quedará si al abrir la ventana a una hora determinada reconoce a sus vecinos cantando el cumpleaños feliz ? Seguro que no se lo espera.

Hacerle feliz en este instante es tan fácil como contactar con tus vecinos vía WhatsApp, Telegram o correo electrónico y pedirles que a una hora pactada abran las ventanas para celebrar con el niño un cumpleaños especial. Seguro que será un momento inolvidable para todos.

Otra posibilidad es que reúnas a la familia a través de una plataforma que permita videollamadas en grupo para que sean ellos los que despierten al cumpleañero.

2. Desayuno especial

Para que sea un día único cambia el típico desayuno casero por una cesta especial que te entregarán en casa. Puedes regalarle desde un desayuno goloso con muchos dulces, hasta una cesta con productos ecológico, bajos en azúcares o mediterráneos. Todo adaptado a los gustos de tus hijos. Además, muchas empresas, que todavía mantienen sus entregas a domicilio, te lo sirven acompañado de la decoración que elijas desde globos, hasta peluches o tazas personalizadas con la foto del niño. Y aún puedes ir más allá pidiendo la tarta para soplar las velas.

3. Tarjetas de cumpleaños

Sabemos que a los niños les encantan las tarjetas de cumpleaños, pero en esta ocasión sus amigos no podrán entregarlas en mano o dejárselas en el buzón. Una alternativa es que se las hagan llegar online. Puedes buscar algunas páginas que ofrecen diseños gratuitos e incluso personalizables, como la de la imagen, que te permite añadir un texto y algunas fotografías. Otra opción es usarlas como invitaciones virtuales para la celebración del cumpleaños sin salir de casa.

4. Decoración casera

Viste tu fiesta infantil de color, el niño merece que celebres el día de un modo especial. Para ello, prueba a decorar la casa con su nombre hecho con cartón reciclado de cajas de cereales o galletas, pegamento de barra, unas tijeras y papel seda. Hacerlo es tan fácil como recortar sobre el cartón las letras que componen el nombre del niño y pegar encima unas tiritas de papel de colores.

Otra opción es organizar una fiesta temática en función de los gustos del cumpleañero. Hay un sinfín de posibilidades: Frozen, Fornite, Superhéores o Star Wars, entre otras.

5. Regalos Online

Aunque en su fiesta no reciba una caja con el juguete que esperaba, hay opciones online para que le niño tenga un regalo por su cumpleaños.Por ejemplo, si le gusta el mundo Disney, lo mejor es hacerte con una suscripción a alguna de las plataformas de contenido audiovisual que, seguro, amenizarán un poco nuestro día a día. ¡No sabrá qué elegir entre toda la programación! Otra posibilidad es comprar una tarjeta de regalo virtual para que pueda hacerse con el videojuego con el que soñaba, también de manera online.

Además hay algunas empresas como siguen entregando pedidos a domicilio. Eso sí, para que el regalo pueda llegar a tiempo, convendría consultar cuáles son sus plazos y restricciones. Además, tenemos que ser responsables y conscientes de la situación y no pedir cosas innecesarias.

6. Jugar a distancia sí es posible

Las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías para estar conectados son muchas. Elige la plataforma para hacer videollamadas que mejor se adapte a tus necesidades y úsala para que tu hijo juegue con sus amigos en su cumpleaños sin salir de casa. Habla con los padres de sus compañeros para que se conecten todos a la misma hora y ¡que empiece la fiesta!

Una alternativa es disfrazarse en un minuto con los primero que encuentren en su habitación. Puedes dar premios virtuales al disfraz más payaso, al más gamberro, el más glamuroso. Tú pones la temática y ellos se disfrazan con la pantalla tapada para que no se vean entre sí. Pasado el tiempo llega la sorpresa compartiendo el look que han conseguido.

Otra opción es hacer el juego de las películas, ese clásico en el que a través de la mímica se intenta transmitir a los demás el título del filme. Amplia la temática a series y personajes de dibujos infantiles. Las risas están garantizadas. El niño que acierte será el próximo en pensar una película y representarla con gestos. Puedes asegurarte de que no se les escape ni una palabra activando el botón de mute.

También puedes proponer un participar en un Pictionary virtual. Para hacerlo crea varias categorías como pueden ser personajes, acciones, películas y libros. Da a cada una un número y haz que el niño que tiene el turno tire un dado. El jugador debe pensar algo relacionado con la opción que le ha tocado y dibujarlo. El resto tratarán de averiguarlo. El ganador pasará a dibujar en la siguiente ronda.