¿Cómo nos afecta el color de las paredes ? Entérate ...

Analizamos cómo influyen los colores a nivel psicológico y cómo utilizarlos a la hora de pintar las paredes de las distintas estancias de tu casa ¡Descúbrelo!

¿Cómo nos afecta el color de las paredes ? Entérate ...

Los expertos en psicología del color afirman que éstos influyen en nuestro estado de ánimo y que pueden cambiar nuestras emociones. Aunque muchas veces no seamos conscientes del color de las paredes de una estancia en la que nos encontramos, nuestro cerebro analiza cada uno de los elementos decorativos y asimila el color predominante.

Rojos, naranjas y amarillos

Tonalidades como el burdeos, el cadmio, el marsala, el coral o el mostaza, son colores pasionales que incitan a la actividad y dan ánimo y energía, estimulando nuestro sistema nervioso. Son colores perfectos para estancias donde queremos ejercer alguna actividad, ya que fomentan la creatividad y representan el optimismo, pero nunca deben elegirse para habitaciones donde busquemos aportar calma, pues no son colores apropiados para el descanso.

Verdes, azules y púrpuras

Los tonos verdosos, azulados y púrpuras, inspirados en la naturaleza, son colores sedantes que incitan a la relajación y aportan tranquilidad. Son tonos ideales para pintar paredes de estancias donde queramos abandonarnos al relax ya que transmiten paz, serenidad, armonía y bienestar. Los púrpuras o morados son colores muy intensos, por lo que se recomienda suavizarlos con tonos más claros o pintar solo una de las paredes de la estancia para lograr un mayor equilibrio decorativo.

Marrones y grises

Los tonos marrones son colores muy prácticos ya que transmiten seguridad y estabilidad. Son colores neutros que combinan a la perfección con casi cualquier color. En las paredes del hogar son acogedores, naturales e ideales para dar color a los salones. Por su parte, el gris es otro de los tonos neutros que no pasan de moda. Transmite orden, paz y es perfecto para combinar con colores más alegres e intensos. Los tonos neutros como el blanco, el beige... invitan a la calma, a la paz, son siempre una elección segura.