Acusa Nicaragua a Derechos Humanos de la ONU de no actuar con justicia

Acusa Nicaragua a Derechos Humanos de la ONU de no actuar con justicia

NICARAGUA.- El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, criticó a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU acusándola de “no actuar con justicia” con su país y emitir informes con “contenidos intencionalmente politizados”.

“Además de presentar preocupantes y serias deficiencias metodológicas, sus informes son elaborados a partir de fuentes exclusivamente opositoras al gobierno de Nicaragua, reproduciendo información únicamente proveniente de ONGs y medios de comunicación directamente vinculados al intento fallido del golpe de estado del 2018”, dijo Moncada en su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

En junio el Consejo de Derechos Humanos de la ONU condenó “las graves violaciones” a las garantías fundamentales en Nicaragua y urgió al gobierno del presidente Daniel Ortega “cesar” tales prácticas. El organismo de la ONU con sede en Ginebra aprobó una resolución en la que expresó su “gran preocupación por las continuas denuncias de graves violaciones y abusos de los derechos humanos desde abril de 2018”, cuando estalló una revuelta social en el país centroamericano.

También manifestó su preocupación por el “uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía para reprimir las protestas sociales”. Desde hace dos años en Nicaragua está prohibida toda manifestación pública de personas ajenas al gobierno de Ortega. La prohibición surgió tras la revuelta de 2018, donde hubo más de 300 muertos, cientos de detenidos y más de 88.000 exiliados según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Moncada, que habló en un discurso pregrabado, dijo el martes que la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos no actúa con “equidad con nuestro país”. El canciller exigió al organismo “conductas coherentes con el derecho internacional, con los propósitos y principios de la misma carta de las Naciones Unidas”.

“Exigimos que tomen en cuenta todas las perspectivas y todos los derechos, fortaleciendo diálogo y paz en un mundo tan necesitado de armonía y resolución pacífica de cualquier conflicto”, dijo Moncada.

Las elecciones presidenciales en Nicaragua están previstas para noviembre de 2021. La oposición intenta presionar al presidente Ortega para aplicar reformas electorales que permitan un proceso “justo y transparente”, con libre movilización ciudadana y observación internacional.